Liceo Victor Mercante
 
 
Derechos Humanos
"... la exigencia de que Auschwitz no se repita es la primera de todas en educación" (Theodor W. Adorno)
#MesDeLaMemoria 2

La construcción colectiva de la memoria en articulación con el presente y en la perspectiva de un futuro más justo e igualitario, respetuoso de los derechos humanos en general y los derechos de niños, niñas y adolescentes en particular, es un eje central del proyecto de gestión del LVM. En ese sentido, se impulsan diversas actividades (jornadas, encuentros, charlas, visitas, proyectos...) y se construyen diferentes espacios en la escuela. En esta sección damos cuenta de algunos de ellos.

  • Jornadas de Primavera, Lápices y Memoria. Son un símbolo del Liceo. Reúnen anualmente a docentes, no docentes, estudiantes e invitados de diversas organizaciones sociales y políticas en talleres, charlas y actividades de diverso tipo, alrededor de ejes relacionados con la memoria y los derechos humanos. Se trata de un día entero en el que la escuela hace un alto en su dinámica cotidiana para abrir espacios de participación, reflexión y producción colectiva. Este encuentro invita a abrir un diálogo entre generaciones que tienda puentes entre el pasado reciente y el presente, para pensar el futuro; para forjar nuestra memoria colectiva; y para seguir formando estudiantes autónomos, críticos y comprometidos con una sociedad cada vez más democrática e igualitaria. En 2015 se desarrollaron por décima vez.
  • Espacios de memoria en el edificio de la escuela. Durante la gestión de la profesora Nora Semplici en la dirección del colegio se creó una galería de fotografías donde están presentes los retratos de personas desaparecidas y asesinadas por el terrorismo de Estado, vinculadas con el LVM. También se inauguró, por iniciativa del Centro de Ex alumnos del colegio, un Jardín de la Memoria en homenaje a los docentes, no docentes y estudiantes víctimas del terrorismo de Estado. Y se homenajeó a la fundadora de Abuelas de Plaza de Mayo y profesora de nuestra escuela, Isabel "Chicha" Mariani, poniéndole su nombre al salón de actos del Liceo.
  • Trabajo con sitios de memoria de la región. A través de visitas y en el marco de proyectos de extensión, docentes y estudiantes del LVM trabajan con espacios que no sólo vinculan el pasado con el presente sino que, al habilitar el encuentro entre las generaciones, contribuyen a mantener viva la llama de la memoria, la verdad y la justicia. Se viene trabajando en especial con la casa Mariani‐Teruggi -Asociación Anahí‐ y con el ex Destacamento de Arana.
  • Reparación de legajos de víctimas del terrorismo de Estado. En 2016, año de la conmemoración de los 40 años del golpe cívico-militar de 1976, docentes y egresados del LVM se encuentran realizando una labor de búsqueda y reordenamiento de datos a partir de los legajos de estudiantes, docentes y no docentes, víctimas del terrorismo de Estado. El trabajo se alinea con lo enunciado por la Prosecretaría de DDHH de la UNLP de "cumplir con el imperativo de Memoria Verdad, Justicia y Reparación por las violaciones a los Derechos Humanos". Siguiendo lo dictado por la Resolución Nº 259/15, se procura "...dejar constancia de los reales motivos que determinaron la interrupción del desempeño laboral o estudiantil de todos aquellos que fueron víctimas de la última dictadura cívico-militar", en caso de que ello hubiera sido ocultado. El objetivo de este trabajo también es la elaboración de un banco de memoria con historias de vida y militancia de estas personas cuya vida fue cercenada por el Estado terrorista; en esta segunda instancia se incorporará a diversos grupos de estudiantes con sus profesores.
  • Participación en el programa Jóvenes y memoria. Recordamos para el futuro, que realiza anualmente la Comisión Provincial por la Memoria con proyectos de numerosas escuelas secundarias del país y un encuentro masivo de cierre e intercambio. El LVM promueve el trabajo de docentes y estudiantes para participar en este espacio.

 

 
 
 
 
 
 
Atajo UNLP