Logo LVM
 
El Liceo en Twitter
 
El Liceo en Youtube
 
 
Un encuentro con Herenia, Madre de Plaza de Mayo de La Plata
A 45 años del golpe cívico-militar en la Argentina, compartimos un emotivo diálogo con Herenia Martínez Cámara de Sánchez Viamonte. Hablamos sobre su vida, su familia y sobre las luchas por la Memoria, la Verdad y la Justicia.
HereniaSV

 

Herenia Martínez Cámara de Sánchez Viamonte es profesora de Historia, fue directora del colegio conocido como “La Legión” ubicado en 12 y 60 de la ciudad de La Plata pero renunció a ese cargo cuando supo que a su segundo hijo y su nuera los habían secuestrado. Era fines de octubre de 1977.

Su hijo Santiago Sánchez Viamonte había hecho el secundario en el colegio Nacional “Rafael Hernández”, luego empezó a estudiar Arquitectura en la UNLP y jugaba al rugby en el club La Plata Rugby Club. Le decían “el Chueco” y era un referente como jugador, “un crack”, dicen los compañeros que lo recuerdan. Así como también era un compañero solidario. Su hermano Diego dice: “Iba al frente, tenía audacia. Yo soy cuatro años menor y él cumplía el rol del hermano mayor, aunque en realidad era el segundo. Un poco por mandato de mis padres, que se habían separado cuando nosotros éramos chicos.”[1]

Santiago y su esposa Cecilia militaban en el Partido Comunista Marxista Leninista (PCML) que en nuestra ciudad tenía peso, ya que se extendió mucho sobre los/as estudiantes universitarios/as. Para proteger a las familias, la pareja no contaba casi nada de su militancia. Pero en 1975, en el auge de la violencia de la CNU en La Plata, una pintada en la pared de su casa,  les hizo dar cuenta que estaban “marcados” por esa patota de derecha. Es así que decidieron mudarse a Mar del Plata. Fue allí, donde a plena luz del mediodía, las “fuerzas conjuntas” irrumpieron en su departamento y se los llevaron secuestrados. Era el 24 de octubre de 1977.

 

 

Herenia se sumó al grupo de Madres de Plaza de Mayo. Ese grupo de mujeres que pedían saber la verdad sobre dónde estaban sus hijos e hijas desaparecidos/as, empezaron a reunirse en la Plaza de Mayo en abril de 1977. Herenia las conocía porque, en septiembre, alumnos de ella tanto de la escuela “La Legión” como del Bachillerato de Bellas Artes, fueron secuestrados y desaparecidos. Ella participó en reuniones con los padres para ayudarlos a ver qué hacer, dónde reclamar; incluso, el primero en desaparecer, el 10 de septiembre, fue un estudiante del colegio donde era Directora. En el colegio recibió a la mamá de Víctor Triviño desconsolada y desbordada, y la acompañó a la comisaría a hacer la denuncia y pedir por el paradero de Víctor. Herenia dice que tuvo miedo, “obvio que se tenía miedo”, pero había que hacerlo.
 
Herenia marchando en la Plaza de Mayo de Buenos Aires, en la plaza San Martín de La Plata, en cada movilización por la Noche de los Lápices. Con su pañuelo blanco en la cabeza, ella participó año tras año, en nuestros actos por la Memoria, la Verdad y la Justicia, y en diferentes actividades por los Derechos Humanos. Con 44 años de lucha aún no sabe qué pasó con hijo Santiago.

A 45 años del golpe genocida, homenajeamos a la querida Herenia por su fortaleza ante tanto dolor, por su coraje al desafiar a los diversos representantes del terrorismo de Estado, reclamando Verdad, exigiendo Justicia y saber qué pasó con “sus desaparecidos”.

 

[1] Veiga, G. (2010) Deporte, desaparecidos y dictadura. Buenos Aires, Alarco ediciones, p. 14.

 

24/03/2021

 






 
 
 
 
 
 
Atajo UNLP